Las pérdidas por el ingreso de insectos en granos almacenados son cuantiosas a nivel mundial, calculándose por encima del 10% de pérdidas en las empresas.
Esto se agrava en países tropicales como el nuestro, en donde la temperatura favorece la proliferación de los insectos.

El grano almacenado requiere de cuidados especiales para preservar sus cualidades alimenticias y de germinación. Si no se toman medidas de control e inspección necesarias, se corre el peligro que sea dañado, consumido o destruido, total o parcialmente, por insectos que comunmente se multiplican en granos almacenados.  Invadido por hongos que ocasionan que adquiera malos olores, que se contamine con sustancias tóxicas que causan enfermedades y a veces la muerte de animales domésticos y el hombre, o que sea completamente destruido por estos hongos.
Dañado, roído y contaminado con excrementos u orinas de ratas y ratones, que también son transmisores de peligrosas enfermedades. Contaminado con tierra, La basura y otros desperdicios cuando los locales y la limpieza no son apropiados.

Cabe mencionar que nuestra empresa cuenta con Autorización de SENASA a Nivel Nacional, para asesorar tratamiento y control.